Jonathan Rea fue el dominador del Gran Premio disputado en Estoril ya que se impuso en

dos de las tres carreras del fin de semana.

En la prueba del sábado, Scott Redding, sabiendo lo fuerte que es el múltiple campeón en

los giros iniciales, tomó el liderazgo para comandar el desarrollo seguido por Toprak

Razgatlioglu y, tercero, el de Kawasaki.

Los tres tiraron juntos hasta la bajada de la bandera a cuadros, Rea intentó en

los tramos finales, pero no pudo superar al turco, quien es muy fuerte en los frenajes y difícil

de doblegar.

 

Considero que, si bien el de Kawasaki no estaba tan cómodo en la conducción, en caso de

haber rebasado al de Yamaha, hubiese puesto en aprietos al británico.

El domingo, en la Superpole Race, arrancó de nuevo con Redding al frente pero

esta vez duró poco, por momentos se mantuvo en la cuarta ubicación, ya que Rea se

adueñó del primer lugar. Mismo podio que el día anterior pero hicieron un enroque entre

la Kawasaki y la Panigale.

Cabe destacar que si bien sus ritmos son parecidos, el distinto comportamiento de cada

moto se evidenciaba en los sectores.  La Yamaha y la Ducati imponiéndose en el sector 1 (que

incluye una fuerte frenada) mientras que en S4, que dispone varios cambios de dirección y el

curvón de salida a la recta la reina era la ZX-10RR.

 

En la Race 2, el del Aruba IT repitió la estrategia de controlar la evolución de la

prueba. Por su parte, Razgatlioglu se adelantó en la largada y debió cumplir dos “long

laps” que lo alejaron de la victoria.

De esta manera el duelo Redding-Rea se definió a poco del cierre. El de Ducati,

arriesgó de más apenas cedió la punta y se cayó.

 

Qué línea tomo?

Hoy en día, en el WSBK, se sabe que si Rea no gana, estará siempre en el top 3.

Es por ello que, quien aspire al título, por lo menos, debe ser regular. ¿Se puede equivocar? Sí,

obvio, pero no podrá hacerlo reiteradamente.

Por el lado de Kawasaki hay varios aspectos a resaltar. Uno de ellos es la evolución del

conjunto moto/piloto. Pese a que la jornada se presentó con más calor, fue la que mejor

rendimiento ofreció. Apenas 0,2 seg más lento por vta que en la R1.

El uso de un compuesto más duro que sus rivales les permite ser competitivos en el

comienzo y apretar en la segunda mitad cuando el resto dio lo mejor de cada uno. Sólo el

equipo oficial de las motos verdes, Mahías, y Ponsson seleccionaron la goma B en el tren

posterior

Además, es la que transita más cerca de su vuelta rápida a lo largo del evento.

Con todo esto, Rea encontró la manera de sostener “a gusto y necesidad” el 01:37.5 frente

a la posible amenaza de Chaz Davies Davies y cosechar un nuevo triunfo.

Fernando Chiesa