Jonathan Rea fue el dominador del Gran Premio de Aragón donde el World Superbike inició

su calendario el fin de semana pasado.

Una jornada donde, debido a las condiciones de pista que afectaron los distintos

días, las decisiones tomadas en boxes definieron los ganadores de cada prueba.

Kawasaki logró, hace bastante, una efectividad que les permite ser protagonistas sin importar

las variantes que surjan de una sesión a otra.

En esta ocasión, en la Race 1, la temperatura fue más elevada, no un calor extremo, que en

la FP3 donde habían llevado a cabo algunas simulaciones.

Montaron en las ruedas delanteras un neumático con un tratamiento nuevo (elegido

por la mayoría) mientras que su principal rival, Redding, se decantó por un conocido

compuesto blando.

Como consecuencia, ambas ZX-10RR oficiales tomaron la delantera mientras que la Ducati

no pudo atacar al comienzo. Recién se emparejarían los registros sobre el final. El tercer

escalón lo ocupó Toprak Razgatlioglu, quien pareciera haber progresado respecto a

la temporada pasada.

 

 

Cabe reconocer que los pilotos, en general, tuvieron inconvenientes con el grip aunque en

el caso del inglés que conduce la Panigale, derrapaba en demasía con los dos trenes.

Con los problemas de agarre, los tiempos se elevaron mucho a medida que se acercaba la

bandera a cuadros (incluso fueron más lentos que al salir desde parado).

Otro ejemplo es que suelen girar, en promedio, a menos de 1 segundo de su récord personal

y ahora, los líderes, lo hicieron a 1,2/1,4 seg.

El domingo comenzaría con la situación aún más enredada. Un asfalto mojado pero sin caer

lluvia al momento de la partida. Aquí, se vió la experiencia de Kawasaki. Hubo 4 opiniones

entre los ingenieros de cada escudería

  1. 5 particpantes eligieron la goma Intermediate (I)
  2. Michael Van der Mark (slick) (S)
  3. Resto de la grilla Rain (lluvia) (R)
  4. Nozane Kohta del GRT Yamaha mezcló R + I

Obviamente que el pelotón se dividió a la mitad. Quienes seleccionaron el “R” andaban 3

segundos por vuelta más despacio. El de BMW (S) anotó la fast lap sobre el cierre

pero no llegó a recuperar.

Quiero destacar la labor de Alex Lowes que, si bien fue superado por el múltiple

campeón, estuvo a la altura, obtuvo el segundo lugar del podio en dos oportunidades.

Importante para defender el título de marcas. El tercer puesto se lo quedó Garret Gerloff.

No fue un gran desempeño del team italiano, octavo al culminar (por eso la bronca de

Redding tras pasar la línea de meta). Si clasificáramos a los que acudieron al caucho para agua,

hubiese arribado tercero.

Para complejizar un poco más el domingo, la Race 2 apagó el semáforo otra vez con

superficie húmeda. Los ingenieros a examen nuevamente. La solución parecía sencilla, Inter

para todos salvo Scott Redding que, un intento, por revertir la situación montó los de

seco (fue el único).

¿Cómo fue el desarrollo? La Panigale tranquila hasta que decidió saltar a la

punta y no tuvo oponentes. Obviamente, seguido por la dupla Kawasaki (Rea-Lowes).

Voy a hacer una pequeña mención para Pirelli y sus gomas intermedias. Se mantuvieron, en

0, 5 seg por vta de las slicks y con poca degradación.

 

 

Para finalizar, nos queda por hablar del argentino Leandro Mercado, con poca actividad en

la FP1 debido a dificultades, emplearon las prácticas para que la CBR 1000 RR-R sea más

confortable. Las resoluciones respecto al caucho fueron lógicas (R en superpole e

I en R2). Terminaron girando como nos tenía acostumbrados el MIE Racing (alrededor de los 3

seg por vta).

Con todo esto, el equipo japonés decidió ausentarse algunas fechas para evolucionar

la Honda (tal vez incorporar elementos) y regresar con la competitividad deseada.

Este próximo fin de semana continúa la acción.

Fernando Chiesa