Si miramos “por arriba” el año de Juan Pablo Luzzardi y su resultado (Campeón Argentino de

MX1) veremos que dominó con claridad de la tercer cita en adelante.

Sin embargo, al analizarlo en detalle, encontramos aspectos sumamente interesantes que le

otorgan un enorme valor a su consagración. No sólo por haber cumplido el objetivo, sino por la

demostración conductiva desarrollada .

Un comienzo difícil.

El barilochense estaba realmente cómodo y ágil sobre la moto pero una

caída prematura complicó los planes. En una entrevista repasamos la temporada y nos contó:

“Estaba para arrancar bien desde el principio. La primer manga estuve cerca de ganarla,

llegué muy cerca de José (Felipe).

En la segunda el plan era ganar y me equivoqué. Ese golpe, ya me pasó alguna vez, es muy difícil,

para la cabeza, superarlo. Cuando quedás así, noqueado, que no sabés donde

estás por unos minutos, qué feo es!  El mes posterior  me costó mucho. Quedé muy lejos del

objetivo”.

“Me costó mucho a La Rioja, con cierto miedo. Era una pista muy rápida y me cuidé. Encima, no

sé si llamarlo mala suerte, pero quedé enganchado del partidor y arranqué último. Hice un click

entre pruebas y ahí me fue mejor. En adelante, pude entrenar mejor y estar bien

psicológicamente. No tenía margen”.

 

La recuperación y lucimiento

A partir de ahí,  Juanpi desplegó todos sus dotes que lo hacen distinto a los demás.

Analizamos todos los registrosc  y obtuvimos diversas conclusiones. La primera de ellas es,

y no descubrimos nada nuevo aún,  su  desempeño a una vuelta: 6 poles en 8 circuitos donde

logra, en promedio 0,4 décimas/seg respecto a su inmediato perseguidor. Lo llamativo: no tiene

una obsesión por ellas, le salen naturalmente.

Luego, si pasamos a su tarea los días domingo, surgen otros puntos a resaltar.

En general, la mayoría de sus rivales,  hacen su récord personal en los  giros iniciales y, a partir de

allí, su ritmo va decreciendo (aumento de tiempos) a medida que se cansan y la pista se rompe.

En su caso, encontramos gran variedad de actuaciones y estrategias que certifican no sólo lo

excelente piloto que es sino también la enorme preparación física que posee.

En, al menos tres ocasiones, “Juanpi” esperó  hasta la vta 6 para anotar su récord, luego aflojó

en 5/6 pasos por línea de meta, y volvió a romper el cronómetro.  Después  lentifica su andar

progresivamente e intercala  giros raudos/lentos.

 

 

 

 

 

Su ritmo es muy bueno, suele transitar a 1,5 seg de su récord. Personalmente, antes del análisis

pensaba que lo favorecían el suelo en buenas condiciones pero, por otro lado, pese al

cansancio y el empeoramiento del terreno, es quien, en el promedio ya terminando el día, circula

con registros más cercanos a los establecidos en  la primer carrera.

Es capaz de ser más veloz  en la segunda parte que en la primera.

Durante el año pudo verse que sus primeros triunfos eran por diferencias no muy holgadas, luego circulaba a 0,7 segundos por vta más rápido que el segundo y, sobre el final, la incrementó a 1seg x vta.

 

 

Alcanzar dicha perfomance requiere un trabajo intenso y acudí a dos personas

que lo conocen profundamente para poder revelarlo.

Uno de ellos es el reconocido instructor Jorge Martin (@jorgemartin2026)

Juanpi Luzzardi se inició con él a los 7/8 años y acudió a sus clases durante un

período similar

«Se destaca por su velocidad mental a la hora de elegir líneas. En esto lo ayudó ser un

buen esquiador y, cuando uno participa en competencias de descenso debe elegir

rápido que línea tomar”.

“Comete muy pocos errores y es muy fluido, aunque  no llama la atención visualmente.

También posee una excelente fortaleza física y mental».

Quien cumple un rol fundamental es Lucas de la Fuente (ex piloto, con larga

experiencia  en escuelas de entrenamiento de MX  en Europa , y creador del circuito

donde corre el MXGP de Argentina).

Colabora estrechamente con Juan Pablo desde hace dos años. En un

principio, detectaron  que el de la Husqvarna no era tan eficaz al comienzo

ya que daba lo mejor de sí sobre el cierre de cada evento.

 

Según Lucas:”Comenzamos a trabajar con intervalos cortos y a máxima velocidad.

Para que pueda explotar desde la largada hasta los 12 minutos. Antes como

que le quedaban cortas las competencias” (Luzzardi también se refirió a

este aspecto).

«Además, también fortalece su aspecto psicológico porque si tiene una

mala partida, en lugar de desmoralizarse, sabe que tiene las herramientas

para superar a sus rivales o, al menos, alcanzar la punta.

Es como un círculo  que se va fortaleciendo.   Uno de los puntos donde

todavía hay margen para el progreso es en las largadas.»

 

Ya que mencionamos el manejo, Luzzardi tiene andar suave y

poco gastador de energía (Jorge Martín también dijo que es buen

administrador de ella) . Suele buscar suelo firme y que derrape lo menos

posible. No es  agresivo, al  verlo pareciera que circula despacio

(según sus propias palabras). Agrega:”Es impresionante lo que me duran las

motos, pido que corran menos”

 

Este año, participó con una Husqvarna armada por Lelli Competición.

Realmente muy pocas cosas la diferencian del modelo de serie.  Las

suspensiones fueron puestas a punto de acuerdo al peso y gusto del

protagonista.

Posee un escape FMF. Con respecto a los frenos empleó los originales y luego cambió a

los Factory Race (nacionales)

Luego, suma otros detalles como la incorporación

de un cristo en la horquilla delantera y otras

masas en las ruedas. Es decir, la FC 450 se

mantiene prácticamente standard.

Con respecto a la curva de potencia, de fábrica

viene con dos opciones y Juanpi decide correr con

la que  entrega los «CaVallos» de manera más

suave.

Es tan bueno el feeling que tiene con la Husqvarna que, en ocasiones, pasaron  3 o 4 fechas

(cas i la mitad del certamen) sin realizar ninguna modificación.

De esta manera, analizamos al último campeón argentino de MX1 y confirmamos su calidad

conductiva  y  resistencia física que, en combinación, le otorgan un abanico de herramientas  a la

hora de afrontar cada examen. Merecido título que sirve como base sólida para próximos desafíos

 

Fernando Chiesa

 

Fotos: Conam MX y Diegofotocross (@diegofotocross, gracias por la onda)