El logro de Juan Cruz Benvenuti en la fecha disputada en Neuquén no sólo significó un éxito

enorme debido a lo difícil que es obtener una victoria en el Turismo Carretera sino que demostró,

una vez más, que ya no asoma como un potencial sino un presente cuyo límite está por explotar.

Podemos afirmar esto gracias al trabajo y evolución  que están llevando cabo junto con el

Laboritto Jrs en el inicio de la temporada.

Ahora, el angosturense es competitivo desde que ponen en pista la unidad. E l viernes se ubicó

tercero en la  Práctica 1 y ,poco después, lo confirmaría al clasificar quedándose con el récord del

circuito al cerrar un 01:27.521

 

Aquí, se expone una de las cualidades del #96:  su velocidad. En una categoría donde las

diferencias se encuentran en las centésimas, obtener dicho  rendimiento y construir semejante

distancia (0,6 seg) frente a sus rivales, es muy complejo. En un principio, fue el único en quebrar la

barrera del 01:28.0. Obviamente, mérito de todo el conjunto.

 

Todavía faltaba para festejar ya que varios de sus oponentes habían guardado cuatro gomas

nuevas para la segunda qualy y se esperaba que varios de ellos puedan rodar por debajo del

01.28.0

Sin embargo, los avances del resto no fueron suficientes  y Benvenuti se adjudicó un histórico

primer puesto.

 

Si la comparamos con la vuelta de Ardusso, antiguo recordman del trazado en 2019, veremos

que, en esta ocasión, hubo “dos caminos para llegar a Roma”

Cuando miramos dos marcas similares como estas: 01:27.521 Benvenuti (2020)  y  01:27.534

Ardusso (2019), imaginamos registros casi calcados en los distintos sectores. Sin embargo,

veremos que estamos lejos de la realidad.

 

Benvenuti Ardusso Dif
S1 20,296 20,745 0,449
S2 24,140 24,070 -0,070
S3 22,514 22,277 -0,379
S4 7,505 7,346 -0,159
S5 13,066 13,126 0,06
Tpo Vta 01:27.521 01:27.564 0,043

 

Cómo verán Juan Cruz construye toda la ventaja en el parcial 1, que implica la principal,

la curva rápida a la izquierda y otra recta larga hasta antes de llegar a la segunda variante.

Luego pierde de a poco en los siguientes tramos aunque donde más se nota es en el S3.

Este rendimiento en el S1 no fue aislado sino que lo mantuvo durante todo el fin de

semana.

Para finalizar con este tema, queda la respuesta ante la pregunta ¿En donde sale el tiempo en

este circuito? Evidentemente, en toda su extensión.

Luego, llegó la serie donde se vió otra cualidad del ex Campeón de TC Pista.

La madurez a la hora de disputar posiciones con los referentes. Compartir la primera fila con

Canapino no es tarea sencilla y lo resolvió  tras la partida (ayudado por el rendimiento

del motor del Torino).

El inicio de la Serie 1   fue complicada  debido a la baja temperatura y suciedad de la

pista. Algún día debatiremos si realmente es un premio partir en la  primera batería.

A partir de allí volvió a lucirse nuevamente con una seguidilla de giros en “Attack Mode”. En

términos de prestaciones puras, ninguno de sus adversarios pudo doblegarlo. Es más, en el último

paso por la línea de meta hizo un tiempazo que lo hubiese dejado 6to en la Qualy.

No llegó a adjudicarse el puesto nro 1 para largar la Final justamente por las condiciones del

trazado y Aguirre, con mejor asfalto tras el lanzamiento,  se quedó con la mejor manga.

Ya con el reloj marcando el mediodía, llegaría el examen final. De nuevo el Torino del Laboritto Jrs

y Benvenuti demostraron que están para cosas grandes. En la largada,  Benvenuti., tuvo  una

gran reacción  al apagarse el semáforo y, luego,  le impidió hacer el radio ideal al

de Dodge en la curva uno.  Valentín forzó el ingreso y quedó ancho en la salida. Ya líder, impondría

su ritmo hasta la parada en boxes.

 

Aquí, resaltaremos que no sólo es importante el momento de la detención sino que también lo

son la vuelta previa y la post.

El Laboritto Jrs realizó un buen trabajo allí y quedaron a 3,6 seg del recambio de referencia (10º

en el ranking).  Sin embargo, aparecería el gran rival, Mariano Werner, quien fue 3 segundos

más eficaz al renovar neumáticos y 1 seg al retornar a pista.

 

A partir de ahí, comenzaría un duelo entre el de Torino y el de Ford, con rezagado

inclusive al final para agregarle dramatismo, donde ambos establecieron un ritmo similar. Es por

ello que aquí vuelvo a resaltar la velocidad y madurez. Desde mí punto de vista, y

lo digo en el buen sentido de la palabra, el entrerriano es uno de los más duros de enfrentar.

Rápido y fuerte en el “mano a mano”. Por eso tiene, tanto valor el haber soportado el asedio sin

cometer errores.

Es muy pronto todavía para hablar de cómo seguirá el campeonato. La paridad es enorme y

cualquier cosa puede pasar pero que hay material para luchar en el lote de arriba, seguro.

 

Fernando Chiesa

Fotos:  ACTC (www.actc.org.ar)